Comunicación Interna: Reflexión necesaria para la conceptualización integrada

Yanyn Rincón, docente e investigadora Universidad Simón Bolívar, integrante Comité Organizador

La comunicación interna para algunos puede lucir como una nueva tendencia o modelo de comunicación;  no obstante, se concibe como una actividad de larga data respecto a su origen que puede ser visionada desde muy diversos paradigmas teóricos, prácticos y de aplicación o desempeño en individuos y organizaciones.

De tal manera, es posible vincular originalmente el concepto de comunicación interna desde lo individual, a la capacidad hermenéutica que posibilita la decodificación, comprensión e interpretación de una realidad a partir de un esquema de pensamiento personal. En tal sentido, estaría asociada a la denominada comunicación intrapersonal o metacomunicación.

Desde lo colectivo, la comunicación interna puede concebirse en asocio a lo público y lo privado, de donde podría también denominarse comunicación privada; dicho de otra manera es un concepto asociado a los gradientes de privacidad o intimidad; que están más asociados a lo que sucede bajo el acuerdo o consenso de un grupo o colectivo en el marco de unos límites de confidencialidad.

Al vincular el concepto de comunicación interna a la organización, usualmente se está privilegiando la dimensión espacial que remite a pensar en la comunicación que sucede <<dentro o fuera de>>;  sin embargo, la complejidad del concepto organizacional requiere vislumbrar a la comunicación interna como elemento articulador de: a) estructuras, b) niveles jerárquicos, c) naturaleza organizacional, d) sistemas de gestión y operación, e) ambientes; f) nivel de identidad y compromiso con la organización y g) trascendencia de la frontera o límite organizacional.

Yanyn Rincón
Yanyn Rincón integra el Comité Organizador del ConCIn 2016. Es docente e investigadora de la Universidad Simón Bolívar (Barranquilla, Colombia). Además, es conferencista. articulista, bloguera y miembro de DialogusCI, entre otros.

Del tal manera, la comunicación interna conforma un punto de convergencia de diversos saberes o disciplinas: a) Piscología Social: puede percibirse como elemento de metacomunicación asociados a la posibilidad que tiene un individuo de significar y comprender desde su proceso de reflexión; asimismo a las posibilidades de acuerdos y confidencialidad estimulados por sus propios parámetros o por condicionamientos sociales;  b) Antropología Social: la comunicación interna refleja ritos y costumbres, representaciones que dan forma, simbolizan, significan o definen los valores y lo esencial en culturas y sociedades; c) Comunicación Social: muy asociada a lo público y lo privado, a la puesta en común en espacios colectivos; d) Relaciones Públicas: se concibe como una función esencial para dinamizar comunicaciones, relaciones y redes articuladoras con los públicos o colaboradores internos y estructurar la estrategia de atención y prestación de servicio a los públicos externos o grupos de interés; e) Administración: se establece como una herramienta de Talento Humano o Capital Humano que impulse la cultura y el comportamiento organizacional.

Con base en las reflexiones previas, se puede conceptualizar a la comunicación interna como un proceso de comunicación que posibilita la significación, comprensión, interpretación de saberes, dinámicas y procesos, para la gestión, operacionalización y articulación de personas, dinámicas y procesos en el marco de límites confidenciales y estratégicos para la trascendencia positiva de la organización.

La comunicación interna deriva pues de esfuerzos disciplinares aislados que han venido cobrando fuerza en el tiempo; cuyas prácticas desarticuladas, lo han invisibilizado o disminuido en su aplicación.

Puede percibirse que apenas se ha iniciado el despertar de la comunicación interna como saber disciplinar, muestra de ello es la emergencia de espacios para su práctica discusión y aplicación, tal es el caso de #DialogusCI, comunidad que viene articulando comunicadores de Iberoamérica y el mundo desde el 30 de septiembre de 2013 mediante la red social Twitter.

Sin embargo, es menester reconocer que desde la década de los 80 se ha venido delineando con fuerza la comunicación interna en Norteamérica y Europa en asocio a las prácticas de consultoras que han venido trabajando Relaciones Públicas, Comunicación Estratégica, Comunicación Corporativa y más recientemente Comunicación Organizacional. No obstante, no se puede invisibilizar el arduo desempeño que se ha venido logrando de a poco en algunos países Latinoamericanos, entre ellos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Venezuela.

Si correspondiera establecer un espacio cronológico observaría que la comunicación interna se viene profesionalizando desde la década de 2010. Al realizar un rastreo de currículos de formación técnica, profesional y especializada están enmarcada en tan solo unos cinco a seis años donde mediante cursos de extensión, cursos de consultorías, diplomaturas y  especializaciones universitarias las cuales son muy pocas en especifica denominación, reconociendo que podríamos llevar entre 10 a 20 impartiendo contenidos temáticos y asignaturas en currículos de formación profesional del ámbito de Comunicación, Administración y Negocios; Recursos Humanos y Relaciones Públicas fundamentalmente.

La comunicación interna ha surgido en medio de las prácticas y los estudios organizacionales y apenas hoy día estamos realizando diagnóstico e investigaciones formales que posibiliten una adecuada teorización.

Es imperativo posicionar la comunicación interna como una necesidad sustancial en las organizaciones, merecedora del diseño de currículos profesionales universitarios, para hallar un equilibrio entre lo curricular y lo extracurricular, y establecer una visión Global Local de las posibilidades de aplicación de esta disciplina como un paradigma emergente e integrado.

Parece importante sensibilizar la creación de programas de formación técnica, profesional y universitaria en comunicación interna, o mínimo  incluirle como asignatura en las currículas de áreas afines, antes que seguir pregonando que es una asignatura pendiente.

Cada vez parece más necesario impulsar la generación de contenidos, plataformas y espacios que posibiliten la información, la comprensión, la discusión en torno a la comunicación interna, para incentivar a las nuevas generaciones en el marco de la participación y el aprendizaje colectivo en la sociedad del conocimiento.

Tras esta reflexión parece obvio que aún nos falta mucho por hacer en materia de comunicación interna, pero debemos trabajar en equipo con unidad para juntos avanzar en la construcción de este nuevo paradigma emergente.

Más sin duda ya hemos iniciado el camino, los días 1 y 2 de septiembre tendrá lugar el Primer Congreso Iberoamericano de Comunicación Interna, un evento sin precedentes que procura impulsar la comunicación interna desde la mayor cantidad de opciones y paradigmas, en atención a las nuevas tendencias, será un placer reencontrarnos para continuar la evolución e historia de este concepto, de esta práctica, de esta profesión. #NosVemosEnChile #NoTeLoPuedesPerder

Revisa acá la invitación de Yanyn Rincón al Primer Congreso Iberoamericano de Comunicación Interna: